Hummus tradicional y variantes

Ay el hummus… ¡cuántos placeres me ha regalado desde que le conocí! Untable perfecto para desayunos, comidas, meriendas y cenas, para compartir y para disfrutar en solitario, el hummus es uno de los patés vegetales más populares y versátiles, y con razón. Está delicioso, es cremoso, con ese punto ácido, sólo lleva ingredientes de origen vegetal y es una manera muy saludable de introducir las legumbres en nuestra alimentación.

Elaborado a partir de garbanzos como elemento principal, el hummus es original del antiguo Egipto y se extendió como plato tradicional en toda la zona de Oriente Medio y la mediterránea oriental. Durante los últimos años, esta crema de garbanzos se ha popularizado tanto que incluso se vende envasado en los supermercados y ha perdido ese toque exótico para convertirse en un acompañamiento de lo más cotidiano y en uno de los básicos más básicos en todo tipo de dietas veganas, vegetarianas y healthy.

Para responder a la pregunta ¿cómo hacer hummus casero?, hoy te traigo la receta clásica de hummus, el hummus tradicional, junto con dos de mis variantes favoritas: el hummus de remolacha y el hummus de zanahoria.

Para la receta tradicional, los ingredientes básicos son los garbanzos, el tahini (que puedes elaborar por ti mism@ siguiendo este enlace), el limón y el ajo. También me gusta añadirle algún condimento extra como comino, perejil y pimentón dulce, que le dan un toque más aromático. Si no tienes tahini en casa o no puedes elaborarlo, no te preocupes. Te recomiendo que cambies la cucharada de tahini por la misma cantidad en semillas de sésamo y, al triturar, te quedes un ratito más.

Para el hummus de zanahoria, la elaboración es muy parecida a la anterior. Realizamos el mismo procedimiento, pero le añadimos zanahoria cocida y un punto de cúrcuma. Así será aún más naranja y potenciaremos su efecto antiinflamatorio.

Y, si lo que quieres es darle un aire más intenso y rojizo y te van los sabores más terrosos, con el hummus de remolacha vas a triunfar. En la receta, verás que le he cambiado el tahini por cacahuetes tostados, combinan súper bien con la remolacha y con el limón. Esta variante, además, lleva ralladura de limón, para potenciar el sabor de la remolacha. Sin duda, los cacahuetes le aportan un toque bastante atrevido y para nada tradicional (puristas, abstenerse). Aunque si lo prefieres, los puedes cambiar por el tahini tradicional.


¿Cómo elaborar un buen hummus?

Para empezar a elaborar cualquier hummus, lo que necesitarás son unos buenos garbanzos cocidos. Puedes cocerlos por tú mism@ o comprarlos ya cocinados. A mí me gusta cocinar las legumbres en casa, pero también tenemos algún bote de garbanzos para el día que vamos con prisas. Para cocer los garbanzos, sólo tenemos que dejarlos a remojo toda la noche. A la mañana siguiente, escurrimos el agua y cocemos con agua nueva abundante y una hojita de laurel y/o un trocito de alga kombu, a fuego medio-bajo, hasta que estén tiernos (hasta 2 horas). Desespumamos al principio y añadimos la sal al final de la cocción, durante los últimos 10 minutos.

Una vez tenemos los garbanzos, los ponemos en el vaso de la batidora junto con los demás ingredientes (excepto el agua) y lo trituramos bien, hasta que se nos enganche. Añadimos el agua poco a poco en función de la textura que más nos guste, triturando todo el rato, hasta obtener una crema fina, suave y homogénea.

¿Cómo puedo versionar el hummus?

Lo mejor de todo es que podemos hacer hummus de lo que nos apetezca. Tenemos la receta básica y a partir de aquí podemos jugar añadiendo los ingredientes que tengamos en casa: aceitunas, tomate deshidratado, alcachofas cocidas, aguacate, espinacas crudas, curry, boniato, calabaza, pimento rojo o berenjena asados… También podemos cambiar la base, los garbanzos, por otras legumbres, como por ejemplo las lentejas, los guisantes, los azukis o las alubias blancas.

¿Con qué lo acompaño?

Además, la receta de hummus es súper fácil y rápida, la puedes aprovechar para un montón de ocasiones y le va a encantar a toda la familia.

Podemos acompañar el hummus con crudités de verduras (palitos de zanahoria, calabacín, apio o pepino, por ejemplo), con nachos (los de la foto los compramos ecológicos), con crackers o con palitos integrales. Podemos utilizarlo para untar en las tostadas del desayuno (elaboradas con un buen pan, como este pan de trigo sarraceno), en el bocadillo de los peques o en tortitas de maíz o de arroz. Incluso podemos usarlo para acompañar casi cualquier plato principal, o para dar el toque completo a falafels y panes de pita.

Te dejo con las recetas, para que las disfrutes:



HUMMUS TRADICIONAL


Ingredientes


  • 1 vaso de garbanzos cocidos
  • 1 c.s. tahini
  • 2 c.s. zumo de limón
  • 1 c.c. comino molido
  • Un puñadito de perejil fresco picado
  • 2 c.s. AOVE
  • ½ diente de ajo
  • ½ c.c. pimentón dulce
  • Una pizca de sal marina
  • agua de la cocción de los garbanzos o agua mineral


Elaboración


  • Ponemos todos los ingredientes, excepto el agua, en un recipiente apto para batidora de brazo o en una batidora de vaso pequeña. Trituramos primero y, una vez se nos enganche a las paredes, vamos incorporando poco a poco el agua hasta obtener la consistencia deseada.
  • Servimos con unos garbanzos cocidos, una pizca de pimentón y un chorrito de aceite de oliva.



HUMMUS DE ZANAHORIA


Ingredientes


  • 1 vaso de garbanzos cocidos
  • 2 zanahorias pequeñas o 1 grande, cocidas durante 15 minutos
  • 1 c.s. tahini
  • 3 c.s. zumo de limón
  • 1 c.c. comino molido
  • 1 c.c. cúrcuma molida
  • 2 c.s. AOVE
  • ½ diente de ajo
  • ½ c.c. pimentón dulce
  • Una pizca de sal marina
  • agua de la cocción de los garbanzos o agua mineral


Elaboración


  • Ponemos todos los ingredientes, excepto el agua, en un recipiente apto para batidora de brazo o en una batidora de vaso pequeña. Trituramos primero y, una vez se nos enganche a las paredes, vamos incorporando poco a poco el agua hasta obtener la consistencia deseada.
  • Servimos con unas hojitas de perejil, un poco de cúrcuma espolvoreada y un chorrito de aceite de oliva.



HUMMUS DE REMOLACHA


Ingredientes


  • 1 vaso de garbanzos cocidos
  • ¼ remolacha cruda rallada (aunque si lo prefieres, puedes cocerla)
  • 1 c.s. cacahuetes tostados
  • 3 c.s. zumo de limón
  • 1 c.c. ralladura de limón
  • 1 c.c. comino molido
  • 2 c.s. AOVE
  • ½ diente de ajo
  • ½ c.c. pimentón dulce
  • Una pizca de sal marina
  • agua de la cocción de los garbanzos o agua mineral


Elaboración


  • Ponemos todos los ingredientes, excepto el agua, en un recipiente apto para batidora de brazo o en una batidora de vaso pequeña. Trituramos primero y, una vez se nos enganche a las paredes, vamos incorporando poco a poco el agua hasta obtener la consistencia deseada.
  • Servimos con una pizca de ralladura de limón y un chorrito de aceite de oliva.




Para esta receta, te puede interesar…


Vitamix Ascent 2500i

Mi batidora favorita para todo tipo de purés y patés. Lo único es que, para hacer poca cantidad como en la receta, te recomiendo que uses uno de los vasos pequeños que tienen disponibles.

Puedes encontrar la batidora Vitamix en Conasi aquí. Recuerda que, con el código CNS-NATURALMENTE, tienes un 5% de descuento en tu primera compra.

Además, ahora y hasta el 30 de abril de 2019 tienes la súper promoción: un descuento de 50€ al comprar tu Vitamix en Conasi con el código VITAMIX-LAURA. Toda la info aquí.

Y, si te ha gustado la receta…

¿Te apetece echarle un vistazo a estos otros patés vegetales y salsas?

¿Compartimos?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
RSS
Facebook
Google+
Twitter
Instagram