Albóndigas vegetarianas

Hoy te traigo una nueva receta inspirada en las tradicionales albóndigas de la abuela: unas deliciosas albóndigas vegetarianas, elaboradas con alubias azukis como base. Rico, ¿verdad? Pero estas tienen sorpresa: son vegetarianas y sin gluten y, como las de la abuela, están muy muy muy ricas 😉

Hacer albóndigas vegetarianas es una elaboración muy interesante porque las puedes hacer con casi cualquier cosa: un cereal integral de base o una legumbre + algunas verduras picadas y salteadas sirven de base perfecta para esta elaboración. Le añades hierbas aromáticas, especias, tu toque mágico y ¡listos! Ya puedes empezar a hacer las bolitas.

Lo que tienes que tener en cuenta, a diferencia de las de carne, es que, con las vegetarianas, eso de cocerlas en la salsa una vez marcadas no sirve, pues se nos espachurrarían automáticamente y perderían su punto crujiente. Para las nuestras, tenemos que freírlas o hacerlas al horno y luego mantenerlas separadas de la salsa hasta el momento de servir, y nunca cubrirlas de salsa sino mantenerlas arriba de ella (como en la foto).

En la versión de hoy, te propongo una salsa de remolacha y calabaza que gusta mucho a todo el mundo, conocida en Macrobiótica como “falsa salsa de tomate”. Y es que, de hecho, esta salsa fue ideada con el propósito de crear una salsa que recordara a la de tomate pero sin usar la solanácea. A mí me gusta mucho hacerla para ir variando y aprovechar los excedentes de remolachas del huerto y a veces, como hoy, le pongo más remolacha de la cuenta para darle un toque rosado muy divertido e introduzco otros ingredientes (como los champiñones, en esta versión).

Así que, sin más preámbulos, te dejo con la receta; pide un poco de elaboración pero merece la pena, ya verás 😉

 

Ingredientes (para 3 personas)

  • 1 vaso de azukis cocidos
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • ½ pimiento rojo
  • ½ berenjena
  • 2 dientes de ajo
  • Aove
  • 1 c.c. comino molido
  • Una pizca de sal marina
  • 1 c.c. pimienta negra recién molida
  • Un puñado de perejil fresco picado
  • 1 c.p. orégano seco
  • Un chorrito de salsa de soja (tamari)
  • 1 c.s. de harina de arroz para la masa + ½ vaso para rebozar
  • 1 huevo ecológico batido para rebozar (opcional)

Para la salsa:

  • 1 cebolla, ¼ calabaza, 1 remolacha, 4 champiñones, sal marina, aove, 2 c.s. tamari, 1 c.s. ágave, 2 c.s. vinagre de manzana

 

Elaboración

  • Pelamos la cebolla y la zanahoria y las picamos. En una sartén grande, sofreímos la cebolla con un poco de aceite a fuego medio y, en 5 minutos, añadimos la zanahoria.
  • Lavamos el pimiento y la berenjena y los picamos también. Los añadimos a la mezcla, salamos y sofreímos hasta que estén bien hechas las verduras (unos 15 minutos).
  • Añadimos los azukis, las especias, los dientes de ajo picados y la salsa de soja. Dejamos cocer unos 10 minutos más, para que se integren los sabores y se acabe de ablandar la legumbre.
  • Añadimos la cucharada de harina de arroz y cocemos un par de minutos más. Reservamos la mezcla en una bandeja ancha y dejamos enfriar.
  • Mientras tanto, preparamos la salsa: sofreímos en una cazuela la cebolla picada, la calabaza a cuadraditos, los champiñones y la remolacha con un poquito de aove, hasta que las verduras estén blandas (unos 20 minutos). Trituramos en la batidora, añadiendo los condimentos y un poquito de agua hasta obtener la consistencia de una salsa espesa.
  • Con las manos mojadas, vamos haciendo bolitas con la masa de las albóndigas, y las rebozamos en harina de arroz, huevo batido y harina de nuevo. Si quieres hacerlas veganas, simplemente omite el huevo, y haz 2 pasadas de harina.
  • Vamos calentando el aceite en una sartén y freímos las albóndigas. Cuando estén doradas por todos los lados, las retiramos y las dejamos en un plato con papel absorbente.
  • Servimos un poco de salsa en la base y las albóndigas encima, y acompañamos con una ensalada verde con un poco de chucrut, nabo rallado o rabanitos, que nos ayudarán a digerir el aceite usado para las albóndigas vegetarianas.

Para estas albóndigas vegetarianas, te puede interesar…

Tabla de madera de olivo

Para cortar todas las verduras, una tabla de madera me resulta de lo más cómodo y orgánico. Por eso, es un básico en mi cocina 😉

Esta de Conasi me encanta porque está elaborada con madera de olivo ecológica, maciza y sin tratar. Acuérdate que tienes un 5% de descuento en la primera compra con el código CNS-NATURALMENTE.

Vitamix Ascent 2500i

La auténtica responsable de que las cremas de verduras y las salsas nos queden tan finas. La Vitamix es una batidora perfecta para triturar todo lo que se te antoje, ideal para la receta de hoy, pues el resultado de la salsa de remolacha es genial. Es la batidora, con diferencia, que más finos deja los batidos y las cremas 😉 Puedes encontrarla en Conasi aquí.

Y recuerda que, con el código CNS-NATURALMENTE, tienes un 5% de descuento en tu primera compra.

Cuchillo de cerámica Kyocera

Para pelar y cortar las verduras, un buen cuchillo de cerámica es indispensable en mi cocina. Porque, además, no se desafilan y son más ligeros que los de acero.

Puedes encontrarlo en Conasi aquí. Y recuerda que tienes un 5% de descuento con el código CNS-NATURALMENTE al realizar tu primera compra en Conasi.

Si te han gustado estas albóndigas vegetarianas…

Y te apetece descubrir el mundo de las proteínas vegetales, te recomiendo que eches un vistazo a estas recetas:

¿Compartimos?

4 respuestas a “Albóndigas vegetarianas”

  1. Nilziléia Silva Saturnino dice: Responder

    Hola buenos días, soy Nil!
    Se puede hacer las albóndigas con los azuki triturado sin cocinarlo?
    Dejándolo en remojo desde la noche anterior?
    Me gustaría saber si los has probado alguna vez.
    Para elaboración del falafel, suelo utilizar en crudo los garbanzos.
    Muchas gracias.

    1. Naturalment Laura dice: Responder

      Hola, muy buenas Nil! Yo, en esta receta en particular, no lo haría con el azuki en crudo remojado… más que nada porque ya tienes el resto de verduras cocinadas y seguiría la misma línea. Lo que sí podrías probar es de cambiar en la receta de falafel tradicional, el garbanzo por el azuki. Si lo pruebas, me cuentas qué tal 😉 aquí tienes una receta base para falafel (esta es con lenteja roja, riquísimo también)

  2. Hola Laura,
    Voldria provar de fer la teva receptade mandonguilles vegetarianes, però m’agradaria saber quants grams d’azukis en cru he de posar en remull la nit abans i coure l’endemà. Tu dius un got d’azukis ja cuits, però és clar, jo no sé a quina quantitat d’azukis crus correspon aquest got.
    Moltíssimes gràcies per endavant!!

    1. Naturalment Laura dice: Responder

      hola guapa! ostres, perdona que no havia vist el teu missatge abans! disculpa…
      Doncs jo sempre ho faig a ull quan estic a casa. Normalment poso a remull uns 150g d’azukis (o de qualsevol llegum). I a partir d’aquí ho bullo. Així em surten unes 5 racions aproximadament. Amb aquesta quantitat, em dona per a vàries elaboracions (en separo una part per a menjar en estofat, una altra per a les mandonguilles, una per congelar si veig que en tinc massa, etc.) Pensa que normalment el pes dels llegums, de sec a cuit, es multiplica per 3. Si en un got ens hi caben, per exemple, 200g d’azukis cuits (no ho he pesat però deu anar per aquí la cosa), això equivaldria a 66g d’azuki en sec. I a nivell de casa, et seria més còmode cuinar més quantitat que no pas només 66g (tenint en compte que es tracta d’una cocció tan llarga). Per això et recomano que cuinis de més i que a partir d’aquí et serveixi per a vàries elaboracions. Espero que t’hagi servit d’ajuda encara que no et constesto gaire a la pregunta exactament hehe

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies